Síguenos en

Viñedos de VALENCISO

En la madrugada del pasado 28 de abril sufrimos los efectos de una helada atroz, la peor que se recuerda en 50 años, con gravIsimas consecuencias en la parte media/norte y norte de la Rioja Alta y Alavesa. Nunca, en nuestros 34 años de profesión, habíamos visto nada igual.
Llegamos a 3 bajo cero, temperatura queIMG_20170503_090507 se mantuvo unas 2 horas, y en otras zonas de la Rioja Alta y Alavesa se alcanzaron los 5 bajo cero.
Hemos esperado hasta saber más sobre la magnitud de la helada. Ayer la Consejería de Agricultura de la Rioja dio una primera estimación de 15.000 hectáreas afectadas en la Rioja Alta, en la zona más norteña de la misma (recordar que el total de superficie de viñedo de la Rioja Alta es 27.000 hectáreas). En la Rioja Alavesa las estimaciones también hablan de severísimos daños en al menos la mitad de su superficie.

IMG-20170503-WA0006 Se dieron todas las  condiciones para una especie de   “tormenta perfecta”:

· una helada primaveral muy tardía
· una viña adelantada por el buen tiempo de las semanas anteriores, con un desarrollo más avanzado de lo normal a esa fecha

· tras las bajas temperaturas salió el sol, y a las pocas horas se alcanzaron los 18 grados, lo que deshidrató completamente las hojas, con un efecto “quemado”

IMG_20170503_090457Las viñas de VALENCISO están afectadas, lo que supondrá una contundente reducción de la cosecha. Ahora nos queda mucho trabajo, mucho más que en un año normal, para intentar salvar lo que ha quedado y aprovechar los brotes nuevos. Por desgracia, el invierno y lo que va de primavera ha sido muy seco, y la planta no cuenta con la cantidad de agua ideal para movilizar al máximo sus reservas para una nueva brotación. Mimamos mucho nuestras viñas, que cultivamos según la Viticultura Sostenible, y esperamos que ahora nos devuelvan  parte de esos cuidados, recuperándose más y mejor.
Hechos así ayudan a recordar que la base está en el campo, una nave sin techo  ni paredes, eso es la agricultura: da la belleza y alegría de las grandes añadas y las preocupaciones de las difíciles.  Lucharemos contra esta adversidad con más trabajo, con saber hacer y determinación.
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *